¿Conocéis ya la quinoa?

La quinoa es un alimento realmente muy completo, y su textura es única.

Proveniente del altiplano andino, este grano contiene los ocho aminoácidos esenciales para nuestro organismo, además de una importantísima cantidad de proteínas (hasta el doble que cualquier cereal), que lo convierten en un alimento excepcional. Además es un alimento muy equilibrado en cuanto a proteínas, grasas, hidratos de carbono, hierro, calcio, fósforo y vitaminas.

Es de fácil digestión y NO CONTIENE GLUTEN.

Aquí os la presentamos en una receta fácil, y muy apetitosa. Perfecta para una comida ligera pero muy nutritiva.

!Qué aproveche!

 

SALTEADO CRUJIENTE DE QUINOA

Salteado crujiente de quinoa de Cocina Energética

Salteado crujiente de quinoa de Cocina Energética

 INGREDIENTES:

Como siempre, recomendamos y sugerimos con entusiasmo que utilicéis ingredientes ECOLÓGICOS, LOCALES Y EN ENVASES REUTILIZABLES!

  • 1 vaso de quinoa
  • 1 puerro grande o 2 pequeños
  • Brócoli
  • 1 zanahoria
  • ½ taza de maíz
  • Cebollino fresco
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de jugo concentrado de manzana
  • 1 cucharadita pequeña de aceite tostado de sésamo
  • Semillas de sésamo tostadas
  • Cúrcuma
  • Aceite virgen de oliva
  • Sal marina

 

PREPARACIÓN:

Se lava la quinoa y se cocina aparte, del mismo modo que cocinamos el arroz (1 vaso y medio de agua por un vaso de quinoa), y añadiéndole un poco de cúrcuma para darle color.

Se deja cocinar hasta que esté abierta y bien seca. Se apaga entonces el fuego, se deja reposar 5 minutos y se revuelve con un tenedor para que quede suelta. Se deja destapada.

Lavar y cortar las verduras: los puerros finos, el brócoli en flores, la zanahoria en cerillas. Hervir aparte durante 2 minutos el brócoli y la zanahoria. Cortar la cocción debajo del chorro de agua fría y escurrirlas bien.

En un wok o sartén, pochar los puerros durante unos 4 minutos en aceite de oliva con una pizca de sal, a fuego medio-alto. Añadir el resto de las verduras, salteándolas todas juntas durante unos 2 minutos, y sazonándolo todo con la salsa de soja, el jugo concentrado de manzana y el aceite tostado de sésamo.

Añadir la quinoa, calentarla junto con el resto de ingredientes y servir caliente decorando con cebollino fresco cortado fino y las semillas de sésamo tostadas.

Salteado crujiente de quinoa de Cocina Energetica y Macrobiotica

Y en un periquete, una comida sensacional.

¡Y a disfrutar!