SALTEADO LARGO DE CALABAZA Y NUECES

Un plato fácil, muy fácil, y con ese toque dulce que lo hace tan sabroso.

La calabaza es ideal para otoño e invierno, nos aporta un dulzor natural que nos equilibra emocionalmente, su textura es mimosa y saciante, y nuestro cuerpo “sonríe”. El dulzor es fundamental, pero su calidad es decisiva para nuestra salud. La calabaza nos aporta azúcares de alta calidad, y así evitamos dulces menos sanos.

Los salteados largos nos ofrecen todo el sabor y el movimiento, y además un calor suave y constante, que nos viene fenomenal en invierno.

Salteado largo de calabaza y nueces, dulzor y calor de Cocina Energética

Salteado largo de calabaza y nueces, dulzor y calor de Cocina Energética

INGREDIENTES:

  • 10 cebollitas pequeñas
  • 1 calabaza pequeña
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de salsa de soja
  • 3 cucharadas soperas de zumo concentrado de manzana
  • 4 cucharadas soperas de nueces
  • Sal marina

 

PREPARACIÓN:

Tostar ligeramente las nueces troceadas en una sartén sin aceite, con cuidado, para que no se quemen. Reservar en un plato.

Pelar las cebollitas y reservarlas.

Lavar y cortar la calabaza en trozos grandes, con piel.

Rehogar las cebollitas en aceite, añadiendo una pizca de sal. Saltearlas primero a fuego vivo, durante 2-3 minutos, y después bajar el fuego al mínimo, añadir la calabaza, tapar y cocinar con un difusor durante 45-50 minutos. Remover de vez en cuando para que no se peguen. Si es necesario, añadir unas pocas cucharadas de agua.

Cuando ya estén cocidas, añadir el zumo concentrado de manzana y la salsa de soja.

Decorar con las nueces y servir caliente.

¡Qué aproveche!