Home » Testimonios

Testimonios

Estos son algunos testimonios de las personas que han venido a nuestra consulta:

 

“… mi marido no sólo recuperó, sino que de los efectos secundarios más temidos de la quimioterapia sólo se produjo un leve eco…”

Hace ahora dos años, mi marido fue intervenido de cáncer de colon.

Si el diagnóstico siempre asusta, el hecho de pensar en las consecuencias que podían derivarse del tratamiento de quimioterapia nos provocaba verdadero pánico, ya que debía enfrentarse al mismo muy débil, tras la anemia producida por las hemorragias habidas a los dos días de la intervención más las pérdidas que el mismo tumor había provocado antes del diagnóstico. Si a ello añadimos que era una persona que siempre respondía con diarreas ante el más mínimo antibiótico, medicamento o alimento que le sentase mal, el panorama se presentaba complicado.

Sin embargo, tras seguir los consejos de Sonia, tanto de alimentación como de remedios medicinales que la macrobiótica y su sabia aplicación de la misma ofrecen, mi marido no sólo recuperó, sino que de los efectos secundarios más temidos de la quimioterapia (vómitos, diarreas, cansancio…) sólo se produjo un leve eco apenas perceptible.

Si alguna vez había un conato de diarrea, Sonia nos ayudaba con un remedio fácil de hacer, no agresivo sino al contrario reconstituyente, que convertía el tránsito de esa época tan temida en un andar sereno hacia la recuperación de la salud.

Y así fue. Los efectos secundarios fueron mínimos, y las defensas siempre estuvieron altas.

Gente allegada opinaba “que tenía suerte”, o que “seguro que le pusieron poca dosis”, o “ahora las quimios están muy mejoradas”. Yo estoy segura que la intervención de Sonia fue decisiva. Sus conocimientos, su buen hacer, la calidad y calidez humana que transmite, nos aseguraba que saldríamos adelante. Y eso es capital.

Al cáncer hay que enfrentarlo con la mayor cantidad de armas posible y la herramienta que Sonia nos ofrece es fundamental para el cuerpo, la mente y las emociones. Es además una forma de alimentación que trasciende el simple cocinar y comer, ya que provoca una consciencia corporal y un refinamiento sutil de los sentidos.

Así que: muchísimas gracias, Sonia, por estar ahí.

Mayte Méndez.

 “…recuperar la movilidad de las articulaciones, los dolores desaparecían…”

He estado sufriendo durante cinco largos años una artritis reumatoide cada vez más incapacitante e invasora. Durante todo este tiempo una y mil veces he entrado en internet con la esperanza de encontrar información y, sobre todo, testimonios que me sirvieran para al menos paliar los síntomas devastadores de la enfermedad. Ni el  tratamiento médico tradicional ni los pequeños consejos supusieron  más que mejoras temporales y tímidos alivios de mis múltiples dolencias: falta de movilidad, dolor, problemas en la piel, fatiga, trastornos de la circulación de la sangre… Pero la incansable búsqueda acabó dando fruto. Una doctora me aconsejó que acudiera a la consulta de Sonia Oceransky. Recuerdo que pedí cita de inmediato y recuerdo también que salí de la consulta con enorme ilusión; pasado el tiempo la ilusión sigue intacta;  pero ahora es además convencimiento, convencimiento y gratitud.
Desde esa ilusión y  ese agradecimiento  escribo este testimonio cuando ni siquiera ha trascurrido un año desde entonces.  Seguí al pié de la letra las indicaciones de Sonia Oceransky; a los dos días dejé de tener los problemas que venía padeciendo en relación con el corazón y la circulación de la sangre así como la enorme fatiga que tenía tras las comidas; a los quince días empecé a recuperar la movilidad de las articulaciones, los dolores desaparecían…; de motu propio y dada la mejoría que había experimentado pasado un mes dejé de tomar la medicación. En suma, poco a poco  fui recuperando una sensación de bienestar que ya casi no recordaba haberla tenido nunca.
Mi agradecimiento a Sonia Oceransky y mi agradecimiento también a todos aquellos y aquellas que con sus desinteresados y sinceros testimonios me fueron conduciendo allí hacia donde podía estar la solución del problema.
Con el convencimiento de que me he convertido en una de las personas más sanas y vitales del mundo mundial, espero ilusionadamente que mi testimonio sirva para que otras personas puedan encontrar, como yo he encontrado, dónde podría estar la solución de sus problemas.
Carmen González del Tejo

“…desaparecieron los gases, la distensión abdominal, las digestiones pesadas, el estreñimiento, el reflujo…”

Empecé a tomar conciencia de lo que implica la alimentación en la salud, me encontraba algo cansada y  con algunos problemas digestivos. Las sugerencias de Sonia fueron un acierto y desaparecieron los gases, la distensión abdominal, las digestiones pesadas, el estreñimiento, el reflujo (que me provocaba disfonía) y de mano llegó una energía sin límites y desapareció el cansancio que me acompañaba. Me doy cuenta ahora de que no era consciente de lo mal que me encontraba. Gracias, Sonia. Sigo aprendiendo contigo.
Clara

 

“… más en línea con la existencia, y feliz…”

Agradezco todas las recomendaciones de dieta, y los cambios culturales a nivel personal, ya que lo tradicional no era lo más acertado.Hoy estoy más consciente, más en línea con la existencia, y feliz.
Gracias por tus acertados consejos. Un gran abrazo de agradecimiento”
Marino Fanjul

“… controlar mi peso de una manera que no pude con el ejercicio…”

Llevaba tiempo buscando un cambio en mis hábitos alimenticios. Tras ver un video de Sonia me decidí a ir a su consulta, me pareció una persona que hablaba con sensatez, realismo y con la tranquilidad que ofrece la experiencia. Llevo sólo 2 meses iniciándome en esta forma de alimentarse y sólo puedo hablar cosas positivas de la misma: me ha ayudado a establecer unos hábitos más saludables, a tener digestiones mucho más ligeras, a aumentar la gama de productos que consumo, cada vez más naturales, a controlar mi peso de una manera que no pude con el ejercicio, a ser más consciente de las cosas que me sientan mal…y estos sólo son mis primeros pasitos.
Nacho Riesgo (Licenciado en Educación Física)

“…efectos secundarios fueron mínimos y la regeneración fabulosa…”

Después de ser operada de cáncer de mama, me dieron la quimioterapia más agresiva. Gracias a la alimentación y tus consejos, los efectos secundarios fueron mínimos y la regeneración del tejido fabulosa. Gracias, Sonia, por tu generosidad.

Ana Iglesias

 

“… una revolución para mi cuerpo: más energía, menos problemas…”

Realmente una revolución para mi cuerpo: más energía, menos problemas de diferentes tipos (intestinales, menstruales…), un descanso más profundo y menos necesidad de dormir. Recuperando salud, vida y tiempo!!!

SOL

 

“…la ansiedad y depresión fueron disminuyendo notablemente y haciéndose controlables hasta dejar de ser un problema…”

En Mayo 2014 hizo un año que fui a mi primera charla gratuita de Sonia en Oviedo, enseguida comencé los cursos y la consulta. Yo me sentía fatal del estómago: digestiones muy lentas y pesadas, indigestiones continuamente; también tenía mucha ansiedad y me estaba tratando una depresión. Pronto comencé con la alimentación macrobiótica y las recomendaciones precisas para mi caso que Sonia me dio en la consulta y los cambios empezaron a llegar: la ansiedad y depresión fueron disminuyendo notablemente y haciéndose controlables hasta dejar de ser un problema; del estomago divinamente!, disfruto comiendo con digestiones ligeras y si algun dia algo me sienta mal, ese malestar se resuelve con un té y en el mismo día, antes me podía llevar semanas. Estoy muy contenta, con buena energía, me siento bien alimentada, he adelgazado y tengo el vientre más plano que jamas pensé tener!!!. Tengo que decir que conjuntamente con el cambio de  alimentación he utilizado otras terapias alternativas y la suma de todo ello me ha llevado a mi actual bienestar; pero siento que el cambio alimenticio y especialmente la cocina energética y macrobiótica ha sido determinante y lo mejor es que ya forma parte de mi estilo de vida, es algo normal que no pretendo cambiar por haber mejorado, como el que se toma una pastilla y vuelve a la comilona; no, esto llegó para quedarse porque además, solo estoy empezando!!!.

MAB

 

“…mis niveles en sangre han vuelto a ser normales (sin medicamentos) y ya he bajado 8 kilos…”

Con la llegada de nuestro primer hijo, han llegado nuevos y numerosos cambios a nuestra vida, y uno de ellos ha sido conocer la Cocina Energética en una charla en la guardería. Mi mujer, que en esto siempre va un pasito por delante, me animó a ir a la consulta para ver como este tipo de alimentación podía mejora mi salud.

Una vida sedentaria, una alimentación despreocupada y una propensión genética, hacía que desde hace años, mis niveles de colesterol, triglicéridos y acido úrico eran más altos de lo aconsejable, hasta el punto de que mi médico me había comenzado a medicar para bajarlos.

Tras analizar todo esto en la consulta, Sonia nos ha ido guiando por un camino en el que hemos (toda la familia) adaptado nuestra manera de comer, cocinar y hasta de comprar. Mas de 30 años comiendo de una determinada forma, no se cambian de la noche a la mañana, y los cambios que día a día empiezan a surtir efecto, te animan a continuar. Sobre todo de esto te das cuenta el día siguiente al día que te “saltas” este modo de alimentación, que tu cuerpo no está igual, está rechazando esa excepción, y te lo hace saber: no estás al 100%.

Tras 8 meses de nuevos hábitos, mis niveles en sangre han vuelto a ser normales (sin medicamentos) y ya he bajado 8 kilos, y estoy seguro que todo esto seguirá bajando. Muchas gracias.

Dani Nespral

 

“…una manera tan sencilla y eficaz de tratar dolencias diversas que sigue dejándome boquiabierta….”

Las indicaciones de Sonia me cambiaron literalmente la vida.
Llegué a ella en un momento en que habían empezado a encadenarse una serie de dolencias físicas que me estaban afectando en todos los sentidos, a nivel físico y también psicológico.
Conocía la macrobiótica desde hacía años, pero Sonia me descubrió una manera nueva de entender la alimentación.
Le estoy profundamente agradecida por todo lo que me ha enseñado sobre el funcionamiento de mi cuerpo,
por su claridad de visión y lo que desde ella transmite. Para mí, ha sido mucho más que “curarme” de algo;
es como si la alimentación hubiera ido desarrollando poco a poco una intuición…, casi una sutil visión interna de lo que ocurre en el cuerpo, además de poner a mi alcance una manera tan sencilla y eficaz de tratar dolencias diversas que sigue dejándome boquiabierta.
Nada es la panacea, pero para mí ha sido asombroso descubrir el efecto que un cambio de alimentación es capaz de producir en el cuerpo y en la mente.
Aunque actualmente no soy tan estricta a la hora de cocinar ni de comer como lo he sido en otras épocas, noto que el cuerpo sabe lo que a él le sienta bien.
Si me despisto demasiado, lo pide. Si entonces ignoro su llamada, por pereza, por comodidad, por lo que sea, me lo hace saber a gritos. Y es tan curioso… Su agradecimiento, silencioso pero claro, es casi instantáneo.

Gracias, Sonia.

Elsa G.

 

“…menos dolor, mucha energía física y mental…”

Mi salud estaba muy deteriorada con diagnóstico de fibromialgia y  S.D.F. en alto grado, sufriendo mucho dolor durante varios años. Hace dos que cambié mi alimentación a macrobiótica asesorada por un profesional y mi vida hoy es realmente bastante mejor a todos los niveles. Menos dolor, mucha energía física y mental. Gracias.

Carmen Díaz

 

“…mis hijos agradecen mucho más mi comida…”

En mi caso, sólo he asistido a tres de los cursos prácticos, y el cambio ha sido en mí misma, otra predisposición a la hora de cocinar, y como que le encuentro más sentido a esta tarea que últimamente se me hacía cuesta arriba. Tengo dos hijos, y aunque con ellos los cambios están siendo poco a poco, ellos agradecen mucho más mi comida. Ese ha sido el cambio más positivo, será por el cambio de energía?

Silvia Iglesias

 

“…la atención es excelente y estoy muy agradecida…”

Acudí hace meses a consulta, ya que cuando escuché una charla sobre la manera de comer no lo dudé, es la comida que me gusta.
Desde el primer momento noté mejoría en las digestiones, me levanto con más energía, y bajé de peso.
La atención es excelente y estoy muy agradecida por darnos a conocer la forma de comer para vivir con mejor salud.
Gracias y saludos.
N.B.N.

 

“… mi cuerpo se va deshinchando (ya van dos tallas menos)… mis emociones son más serenas…”

Desde que conoci esta alimentación algo cambió: desaparecieron los dolores de cabeza, de piernas, el reflujo, el agotamiento… los triglicéridos y el tiroides se normalizaron. Ni un catarro en todo el invierno. Mi cuerpo se va deshinchando (ya van dos tallas menos). Mis emociones son más serenas. Me encuentro con energía. Es una experiencia que hay que vivir. Gracias, Sonia, por cruzarte en mi vida, y gracias por esta alimentación.

Begoña Velasco

 

“…adelgazando con más energía…”

Hace unos dos meses fuí a mi primera consulta, con ganas de comer más sano y evitar las malas digestiones y el malestar que sentía muy a menudo. Eso mejoró de forma inmediata, y de paso estoy adelgazando y me encuentro con más energía. Además, el trato es estupendo y sales de allí supermotivada.

Violeta Arbesú

 

“…es increible que puedan desaparecer los dolores articulares, la rigidez…”

Mi experiencia con la alimentación macrobiótica no puede ser más positiva, con pequeños cambios he obtenido un gran beneficio en mi salud, es increible que puedan desaparecer los dolores articulares, la rigidez… que la medicina no consigue más que enmascarar, envenenándote y engachándote a los analgésicos. Acidez y problemas respiratorios son otros que han desaparecido y como consecuencia de todo esto, al sentirme mejor fisicamente, estoy más alegre y feliz! cualquiera diría que me coloco con las coles… además he descubierto alimentos que desconocía y he aprendido a cocinar otros que me resultaban insipidos y aburridos y ahora comer “verde” es un disfrute.
Gracias Sonia por tu guía y tus enseñanzas.

Leonor Gallego

 

“…comprender qué y cuándo comer, aumentando la conciencia corporal y mejorando mi estado físico…”

Completé dos intensivos de Cocina energética y los conocimientos adquiridos me han enriquecido ampliamente. A través de una experiencia teórica y práctica he logrado introducir elementos nuevos en mi despensa, como las algas, así como comprender qué y cuándo comer, aumentando la conciencia corporal y mejorando mi estado físico.
Los cursos además son muy amenos y completos. Una experiencia altamente recomendable.
Carlos Benito – Madrid.

 

“…me cambió la vida…”

En mi caso tenía candidiasis vaginal desde hacía tres años y cada vez más recurrente, estaba desesperada y ya había probado todo tipo de medicación, cremas y óvulos , con los cuales mejoraba en un primer momento pero volvía a recaer si cabe con más intensidad. Conocí a Sonia a través de mi madre, y me pautó una dieta a seguir durante 3 meses que me cambió la vida. Puede sonar muy fuerte pero desde entonces no he vuelto a tener cándidas y me he dado cuenta de que somos lo que comemos, que la mayoría de las enfermedades se pueden mejorar y curar con una alimentación sana y adecuada. Muchas gracias,  Sonia ,  por abrirme los ojos y por esta gran enseñanza.

Belén Sánchez – Madrid.

 

“…cada día disfrutamos comiendo platos nuevos, descubriendo nuevos alimentos…”

Conocimos a Sonia a través de una de sus charlas gratuitas y decidimos acudir a su consulta. Gracias a ella nos dimos cuenta de lo importante que es la alimentación para mantenerse sano, no hemos vuelto a tener una digestión pesada, cada día disfrutamos comiendo platos nuevos, descubriendo nuevos alimentos y recuperando las ganas de cocinar.
Nos sentimos mejor que nunca.

Carmen y Nacho

 

“… la belleza que pones en cada cosa que haces…”

Creo que lo más importante de la alimentación y cocina que enseñas es la belleza que pones en cada cosa que haces, la sabiduría que añades como condimento, el amor que adorna cada receta, la dedicación que da color a tus platos , la sonrisa que los perfuma y les da ese olor característico que abre el apetito. La primera vez que oí el nombre de Sonia Oceransky me sonó a poetisa rusa….No iba desencaminada, pues haces de la cocina energética pura poesía…..gracias, Sonia.

Marian Bueno

 

“…ha sido tan positiva y enriquecedora que se la recomiendo a todo el mundo….”

La experiencia del contacto con Sonia Oceransky ha sido tan positiva y enriquecedora que se la recomiendo a todo el mundo.
Si no estás al corriente de sus conocimientos ella te va a abrir los ojos a un mundo nuevo para tu salud y bienestar, y si ya estás metida en ese mundo, siempre te va a hacer nuevas aportaciones muy positivas porque se ve que es una activista investigadora muy precupada por cómo mejorar la manera de cuidar nuestra salud con naturalidad.
Carmen P.A.

 

“…después de una recaída de cáncer de mama, me ayudó a limpiar y mejorar…”

Con la ayuda de los consejos de Sonia, tenía un diagnóstico clínico de hipotiroidismo que se solucionó sin medicación.
Me encuentro con mucha más energía, y perdí peso sin esfuerzo.
Después de una recaída de cáncer de mama, me ayudó a limpiar y mejorar la sangre, y después de varios meses los análisis salieron casi normales.
Con ánimo y estos consejos, se puede con todo!

Rose Goodwin

 

“…recibí una atención personalizada, con una alimentación centrada en mí…”

A través de una amiga llegué a los cursos de Sonia. El modo que tuvo de explicar las bondades de la alimentación energética fue fundamental para mi. Me hizo entender que los cambios alimenticios deben hacerse con paciencia, paso a paso, y sobretodo con mucho respeto. Ella te explica los alimentos, te los deja probar todos, todo es cercano y ameno. Asistí a varios talleres/cursos de cocina siempre que fui a Oviedo, tambien fui a charlas explicativas a Gijón. Sabe cómo explicar las cosas desde el principio. Su historia personal con la alimentación también fue muy instructiva. Tambien pasé consulta privada. Recibí una atención personalizada, con una alimentación centrada en mí, nada más, los alimentos que necesitaba, los que debía tomar menos y los que no. Ahora me noto con más energía, duermo mejor y mis alergias cutáneas han desaparecido. Muchas gracias.

Rebecca H

 

“…además me he despedido del dolor de cabeza, el vientre hinchado, las manchas rojizas en la cara, las profundas ojeras…”

Para mí el cambio de alimentación supuso una gran mejora en mi vida diaria. Me siento enérgica y sana, además me he despedido del dolor de cabeza, el vientre hinchado, las manchas rojizas en la cara, las profundas ojeras… entre otras cosas. Además me dio la fuerza para hacer aquellos cambios en mi vida que hasta ahora no había sido capaz. Sonia, quiero darte las gracias por tu ayuda en este camino.

Tanya Alvarez García

 

“…consigue adaptar cualquier menú a tu nivel adquisitivo, de disponibilidad, de gustos…”

Sonia es increíble, en seguida te sientes a gusto, hace las cosas con pasión y eso también ayuda al propio proceso del cuerpo. Consigue adaptar cualquier menú a tu nivel adquisitivo, de disponibilidad, de gustos. Yo fui a consulta con varios desequilibrios y una trayectoria de visitas medicas y fármacos que no solucionaban, que no tenían fin. La cocina energética no sólo reguló eso, sino el día a día, mi ánimo, mis ganas, mi calma interna. Estoy realmente muy agradecida.

Candela Guerrero Suárez

 

“…padecía migrañas y vómitos fuertes que me impedían hacer una vida normal…”

Fui a cursos y vi la posibilidad de mejorar mi salud, ya que padecía migrañas y vómitos fuertes que me impedían hacer una vida normal, asi que pedí una consulta y fue, no sé cómo describirla… “mágica”, quizás? ya que al seguir unas pautas en mi alimentación mi vida ha cambiado, no sufro de migrañas y como con mucho gusto junto con mi pareja que le encanta todo lo que hago.
Noelia F.G.

 

“…fue con la ayuda de Sonia y su planificación cuando empezamos a obtener claramente resultados…”

Mi marido y yo veníamos haciendo nuestras mejoras en cuanto a la alimentación, pero fue con la ayuda de Sonia y su planificación cuando empezamos a obtener claramente resultados. Yo perdí en poco tiempo peso y volumen, y ambos ganamos en mantener energía durante el día sin tener que picar nada entre comidas, gracias a la incorporación de nuevos alimentos. Los cursos de cocina, teóricos y prácticos fueron un refuerzo para el cambio en la alimentación.

Mª José de la Llave

 

“…comprendí que el problema del sobrepeso no es cuestión de dietas hipocalóricas…”

En la consulta de Sonia Oceransky comprendí que el problema del sobrepeso no es cuestión de dietas hipocalóricas y de comer menos. Es cuestión de recolocar tu energía comiendo lo que te nutre y te alimenta física y emocionalmente. Todo un hallazgo para tu salud y tu bienestar.
Patricia Prendes

 

“…la enfermedad llega para decirnos algo: para y cambia…”

En una charla de Sonia escuché la frase “la enfermedad llega para decirnos algo: para y cambia” . Ya estaba iniciando el proceso de cambio en mi vida, pero estaba perdida en el tema alimentación, así que descubrir a Sonia y la Alimentación Energética fue como una tabla de salvación. Comencé en sus charlas gratuitas, luego en sus Cursos de cocina teóricos y prácticos y decidí pasar consulta. De un estado de lesiones pre-cáncerosas del cuello uterino, tras cuatro meses de cambio de alimentación ¡enhorabuena! Las lesiones están remitiendo. Estoy feliz, continúo con el esfuerzo que requiere todo cambio, toda transformación de hábitos, deseando estar dando pronto testimonio de la desaparición de la lesión. Alimentación Energética más el ingrediente mágico: amarse a una misma, del que hay que regar bien todos los platos y momentos del día.

L.L. (Gijón)

 

“…veo todo lo que he avanzado, mejorado y cambiado gracias a las clases…”

Gracias por estar en mi vida, Sonia. Cada vez que cocino veo todo lo que he avanzado, mejorado y cambiado gracias a las clases que he recibido de tí…cuando la profe es buena….no hay más que decir…sigue adelante que desde mi corazón te seguiré apoyando incondicionalmente…un beso,

Jaime

 

“…no he tenido ni un solo dolor de cabeza…”

Hace tiempo que trato de llevar a cabo una alimentación sana, principalmente comiendo productos ecológicos, pero ha sido Sonia en una consulta personal quien me ha orientado acerca de la forma de combinar los alimentos, de cocinarlos, etc.. Desde los 13 años padecí de migrañas, llevo un mes haciendo una dieta de desintoxicación y en este tiempo no he tenido ni un solo dolor de cabeza. Además, tal y como me habia advertido Sonia, he adelgazado. La verdad es que me encuentro mucho mejor, menos cansada y con energía. !Estoy encantada!
Maria

 

“…mi cuerpo recuperó algo que había perdido: el equilibrio…”

En junio de 2009 tomé un taller sobre alimentación macrobiótica. No sabía en ese momento la dimensión de los cambios que se avecinaban, no solamente en mí, sino en mi familia. Agradezco a la vida la coincidencia del encuentro. Mi cuerpo recuperó algo que había perdido: el equilibrio. Desde México, saludos fraternos,

Juan López

 

“…no tengo dolores, la regla está regulada…”

Me habían diagnosticado menopausia precoz, llevaba meses con desarreglos importantes y con todos esos síntomas como sofocos, vértigo, falta de equilibrio, incluso de memoria, dolooooooores…, y bueno, del estado de ánimo y del carácter ni hablo….
Una mañana tiré todas las recetas que me habían dado a la basura y llamé a Sonia. En menos de un mes empecé a sentir cambios. Hoy, después de 9 meses, no tengo dolores, la regla está regulada, y además otras cosas: la piedra del riñón no me ha vuelto a molestar, el cabello se me ha fortalecido, la piel ha mejorado y claro, del estado de ánimo y del carácter … qué voy a decir…

Jana Gómez

 

“…me ha mejorado mucho la piel… se me han quitado los dolores de cabeza…”

Desde que sigo los consejos de Sonia me ha mejorado mucho la piel. Siempre tenía la piel grasa y muchos granitos. Desde que he cambiado mis hábitos alimenticios tengo la piel mucho más limpia. También se me han quitado los dolores de cabeza que tenía antes cuando hacía mucho calor. Recomiendo este estilo de alimentación a cualquier persona que esté interesada en mejorar su salud.

SDC

 

“…es de las mejores cosas que he hecho…”

Es de las mejores cosas que he hecho, comer sano y equilibrado, con los consejos y la ayuda de Sonia. Me acuerdo perfectamente de lo que me costó, pero viendo los resultados, estoy totalmente convencida de que fue absolutamente acertado. Estoy muy contenta de haberme decidido a este cambio radical en mi alimentación, por eso animo a todo el mundo a probarlo. Muchas gracias, Sonia, por tu apoyo, tus consejos y tu ayuda.

Tania

 

Comments are closed.