Cómo cocinar el pescado y recetas

 

Quienes nos conozcan ya saben que nuestra línea es más vegetal y que no solemos recomendar el consumo en exceso de pescado, carne, embutidos… Aunque cada vez hay más personas veganas y vegetarianas, lo cierto es que la mayoría de las personas siguen comiendo estos alimentos, y ya que se comen, proporcionamos unos criterios básicos para escoger y cocinar el pescado.

(Cómo escoger el pescado: pincha aquí).

Preparar el pescado

  • Es conveniente comprar el pescado en las pescaderías de barrio, sobre todo los martes, para asegurarnos de que está fresco.
  • Es mejor congelar el pescado en casa, que comprarlo congelado.
  • Limpiar el pescado y congelarlo una semana, en un congelador de 3 estrellas mínimo, a -20ºC .
  • Lo que solemos hacer es envolver las raciones (por ejemplo, para 2 personas) en papel encerado del que venden en las tiendas ecológicas, papel vegetal, y meterlas al congelador.
  • Se congela todo el pescado. Hay anisakis en todo el pescado, y en los calamares, pulpo, etc. Ver más información en: escoger el pescado.
  • Importante: si el pescado ya ha sido congelado, o si son por ejemplo calamares descongelados (eso se comprueba en la etiqueta de la pescadería), nunca hay que volver a congelarlo.
  • Para descongelarlo: sacarlo del congelador la noche antes y meterlo en la nevera.
  • Una manera de descongelarlo es: sumergir el pescado en una salmuera: agua con sal en una proporción del 10% de sal o 40 g (unas 2 cucharadas soperas y media) por 1 litro de agua. Así se mantiene fresco y se desangra.
  • Después de limpiarlo, podemos añadir zumo de limón al pescado blanco.

 

Cocinar el pescado

  • El pescado a 55º ya está hecho.
  • Cocinarlo al horno, a la plancha, al vapor… Sacarlo en cuanto esté hecho, para evitar que se seque y que se pierda omega 3.
  • No recomendamos los fritos, no son una manera saludable de alimentarnos. Además, el frito destruye todos los omega 3.
  • No recomendamos merluza fresca a la plancha, ya sabemos que fresca está más rica, pero es posible que tenga anisakis. Hay que congelarla antes.

 

El Omega 3

  • El omega 3 es un gran antiinflamatorio, es la joya de la corona.
  • Tiene más omega 3 el pescado azul, y especialmente el que procede del Cantábrico.
  • Nuestros preferidos son: parrochas, sardinas, bocartes o boquerones, y salmón ecológico.
  • En las siguientes recetas te damos indicaciones para cocinar el pescado respetando al máximo el omega 3

 

Recetas de pescado

 

*Salmón ecológico a la plancha:

  • Se pone en la sartén o plancha con la piel abajo, el colágeno lo protege.
  • No se debería cocinar a más de 70º para que no se destruyan los omega 3.
  • Cuando cambia de color se le da la vuelta unos segundos.
  • Si salen como hilos blancos por fuera, se han destruido los omega 3. Para evitar esto, hay que jugar con el fuego e ir dándole la vuelta cada poco.
  • Los mismos consejos valen para el bacalao.

 

*Pescado en salsa

  • Este es un método muy bueno para cocinar pescado fresco (que no ha sido congelado), ya que, al alcanzar los 100ºC, no hay posibilidad de que sobrevivan los anisakis.
  • En vez de hacer una salsa con maicena o con harina, sugerimos hacer una salsa casera con verduras trituradas.
  • Se puede hacer una salsa pochando cebolla o puerro de base y añadiendo algunas de estas verduras: calabacín, zanahoria, calabaza, brócoli, etc. Se le añaden especias o hierbas aromáticas al gusto. Cuando la verdura esté ya hecha se bate de manera que esté espesa, con consistencia de salsa.
  • También podría ser, a veces, salsa casera de tomate (sin azúcar).
  • Una vez hecha la salsa, metemos el pescado limpio (sin rebozar ni freír, tal cual) y lo cubrimos con la salsa, hervimos unos 5 minutos (depende del tamaño del pescado) a fuego bajo y en cuanto está hecho, lo servimos con la salsa, acompañado de una ración de verduras al vapor, o quinoa, por ejemplo.

 

*Boquerones en vinagre:

  • Congelarlos siempre primero (como explicamos más arriba).
  • Descongelarlos con agua y sal.
  • Escurrirlos. Meterlos en una mezcla de vinagre de manzana ecológico (sin pasteurizar) y zumo de limón (mitad de vinagre y mitad de limón), de manera que el líquido los cubra.
  • Macerar 3 o 4 h.
  • Escurrir y cubrir con aceite de oliva virgen, ajo picado (opcional) y perejil picado (opcional).
  • Guardar en la nevera, duran unos 4-5 días.
  • Son muy sabrosos y una fuente excelente de omega 3.
  • Al no cocinarlos, conservan todos los omega 3, lo mismo que ocurre con el ceviche.

 

*Pescado al vapor:

  • Se pone en la vaporera y en cuanto está hecho, se saca del fuego.
  • Se puede añadir al agua de abajo de la vaporera: hierbas aromáticas como tomillo, romero… o especias, le dan un toque.
  • El pescado blanco queda muy bien, y el azul también, si no lo probaste te lo recomendamos.
  • El truco está en no hacerlo mucho, para que no se seque, y para que no pierda propiedades (sobre todo el pescado azul).
  • Puedes acompañarlo con uno de nuestros deliciosos aliños, que le darán mucha vida!

 

*Boquerones con verduras cocinados en su jugo:

  • Saltear unas verduras en una sartén hasta que estén al punto que te gusten
  • Poner el pescado azul limpio por encima (bocartes o boquerones, parrochas, sardinas…)
  • Añadir por encima del pescado: un chorrito de aceite virgen, un poco de zumo de limón, un poco de albahaca u orégano… lo que te guste.
  • Tapar con una tapa pesada. Bajar el fuego al mínimo. Dejar cocinar durante 5 minutos aproximadamente, dependiendo del tamaño del pescado.
  • El pescado se hace con el vapor de las verduras. En cuanto está hecho el más grande, están los demás, así que miramos si el más grande ya está y en ese caso los sacamos inmediatamente, para evitar que se sequen y que pierdan omega 3.

 

*Pescado al horno:

  • Podemos hacerlo con un lecho de verduras o en papillote, a la sal…  o simplemente encima de una bandeja aceitada.
  • Poner el horno a temperatura baja (120 o 140ºC o incluso menos), unos 15-20 minutos, en cuanto está hecho sacarlo inmediatamente.
  • El tiempo dependerá del tamaño del pescado.

 

*Pescado en papillote:

  • Se preparan diferentes verduras cortadas finas, y se ponen en una fuente.
  • Se aliñan con aceite de oliva virgen, sal o tamari, con hierbas aromáticas, zumo de limón o ralladura de cítricos… se puede añadir mostaza, o curry, o cúrcuma+pimienta… se aliñan al gusto, que tengan sabor.
  • El pescado debe estar cortado en trozos gruesos, y se mezcla con la verdura y el aliño.
  • Aconsejamos utilizar papel vegetal para el papillote y no papel de aluminio.
  • Se meten los paquetes en el horno a 140º C, unos 15-20 minutos, dependiendo del tamaño del pescado.En cuanto está hecho se saca.
  • Otra opción es ponerlo todo en una fuente de horno y tapar con hojas de col.

 

*Paté de pescado:

  • Constituye una forma fresca y diferente de consumir pescado. Se hace con lo que sobra de cocinarlo al vapor, o al horno.
  • Tienes la receta aquí: paté mediterráneo de bocartes.
  • Puedes hacer esta misma receta con sardinas, parrochas, caballa, o cualquier pescado que te haya sobrado. Dura 3 o 4 días en la nevera.

 

Otra recomendación es comer el pescado con un poco de algas: son quelantes para los metales pesados. Recuerda que el consumo de algas debe ser consultado, especialmente si hay problemas con la tiroides o hipertensión. Quelante significa que ayuda a eliminar las toxinas.

 

 

 

Si quieres una alimentación con menos carne y pescado, pero no sabes qué comer ni cómo hacer, puedes concertar una sesión  en el 616705558. Puede ser presencial o por internet.