.

FORMA DE COCINAR LAS LEGUMBRES

(LENTEJAS, AZUKIS, GARBANZOS, ALUBIAS O FABAS…)

 

Todas las legumbres se deben poner a remojo excepto las lentejas rojas o coral.

(¡Sí, las lentejas marrones de toda la vida también deben ponerse a remojo!)

Poner las legumbres a remojar la noche anterior en agua. Es mejor si añadimos agua hirviendo. Si esto te complica mucho la vida, pon agua del tiempo.

¿Cuánto tiempo? mínimo 12 horas. También puedes ponerlas a remojo durante dos noches, si te dan muchos gases. En este caso hay que cambiar el agua de remojo.

Siempre tiramos el  agua de remojo.

A continuación lavar muy bien las legumbres, colocarlas en la olla, cubrirlas totalmente de agua y llevarlas a ebullición sin tapa.

  • Quitar la espuma que se va formando cuando las legumbres van hirviendo, durante unos 10 minutos.AZUKI
  • Retirar también todas las pieles que puedan estar en la superficie sueltas.
  • Después de quitar “lo gordo” de la espuma, todavía quedan restos en el agua de cocción. Es conveniente tirar ese agua con restos de espuma, volviendo a poner rápidamente las legumbres en otra olla y añadiendo agua hirviendo.
  • ¿Cuánta agua? Unos cuatro dedos de agua por encima del nivel de las legumbres aproximadamente.

 

*Si añadimos agua fría a unas legumbres que ya estaban hirviendo se cerrarán y quedarán duras, así que hay que poner agua a calentar al principio del todo para que esté lista cuando tiremos el primer agua con los restos de espuma.

Esa espuma concentra sustancias que impiden la buena digestión y absorción de las legumbres y es muy importante quitar toda la posible.

Si vuelve a salir espuma, volver a quitarla con la espumadera.

Cuando ya no queda espuma, añadir un pedazo pequeño de alga kombu (el consumo de algas debe consultarse, especialmente en caso de problemas de tiroides).

También se puede añadir una cebolla entera, o dientes de ajo, hojas de laurel, etc. Tapar y cocer bien hasta que las legumbres queden abiertas, blandas y cremosas.

El punto bueno de cocción es que se deshagan en la boca, que las puedas espachurrar con la lengua contra el paladar y se deshagan. Si estás más duras que esto, te darán muchos más gases.  (Ojo, aunque se deshagan hay que masticarlas bien).

 

TIEMPOS DE COCCIÓN

En olla normal:

–       Lentejas: 2 ó 3 horas como mínimo

–       Azukis: 3 ó 4 horas como mínimo

–       Garbanzos y alubias (fabas): 4 -o 5 horas mínimo, toda la mañana en el fuego al mínimo (como hacían nuestras abuelas).

 

En olla rápida o super-rápida o en la olla a presión:

–       Lentejas: 40 minutos como mínimo

–       Azukis: 1 h como mínimo

–       Garbanzos y alubias (fabas): 1 ½ h o 2 horas como mínimo

 

ACOMPAÑAMIENTO

 

  • Mientras las legumbres se cuecen, aparte, en otra olla o sartén, saltear con poco aceite unas verduras (cebolla o puerro, zanahorias, calabacines, nabos, repollo, calabaza, etc… hierbas aromáticas…) al gusto. Puedes dejarlas más crujientes (mejor porque pierden menos propiedades,) o más hechas, como quieras.

 

  • ¿Cuántas verduras? Pues muchas, por lo menos tantas verduras como legumbres!

 

  • Cuando ya hemos abierto la olla, añadir ese salteado de verduras a las legumbres, que ya estarán bien cocidas. Añadir también sal marina y cocinarlo todo junto durante 10 minutos.

 

*Sal marina de calidad, por favor (de la ecológica que venden en las tiendas ecológicas).

Si estabas acostumbrado/a a comer las legumbres con chorizo, puedes hacer un rehogado (con poco aceite) de ajo con pimentón y añadirlo al final. A medida que te vayas acostumbrando a comerlas con verduras ya no lo necesitarás, te gustarán así.

Prueba a poner calabaza en vez de patata, o nabo… te sorprenderás! (es importante variar las verduras y hortalizas, mejor que sean de temporada).

V

Hinojo fresco

 

Menos gases y mejor digestión

Si pones hinojo fresco como una verdura más, o como especia, te ayudará a no tener tantos gases.

El comino también ayuda mucho.

 

Y el jengibre fresco, sin pasarse con la cantidad, ayuda mucho a digerirlas bien!

 El jengibre estimula la liberación de jugos pancreáticos y bilis; lo que ayuda a que se digieran mejor los nutrientes y que no queden tantos residuos que llegan al intestino y generan gases.

 

 

Para hacer mejor la digestión de las legumbres:

 

  • Come despacio, sin nervios ni estrés, sin móvil ni pantallas… sin discutir… relajadamente…
  • ¡Mastica muy bien las legumbres, por favor! Es especialmente importante masticarlas muy bien si tienes tendencia a los gases y flatulencias. ¿Cuántas veces? pues por lo menos 20-30 veces sería lo suyo… si te parecen muchas empieza por 10 y poco a poco vas subiendo…
  • Añadir 1 cucharada sopera de vinagre de manzana ecológico y sin pasteurizar a tu plato de legumbres, cuando ya estás en la mesa (el vinagre es importante).
  • Además, un rato después de comer (como una media hora o una hora después, por ejemplo), puedes tomarte una infusión carminativa (ayuda a no tener gases) como anís verde (anisinos), anís estrellado, hinojo, comino, coriandro…

 .

 

¿SUFICIENTE PROTEÍNA?

 

Las alubias y garbanzos son una proteína completa (es decir, contienen los aminoácidos esenciales que necesitamos en nuestro día a día).

Y respecto a las otras legumbres (lentejas, mungo, etc.), para las personas adultas, la manera de completar los aminoácidos esenciales es comiendo:

  • Un cereal integral (arroz integral, mijo, quinoa, avena…) oCazuela de garbanzos y verduras dulces de Cocina Energetica
  • Semillas de sésamo, de calabaza, etc. o
  • Frutos secos

 

No hace falta que sea en la misma comida, puede ser a lo largo del día.

(es importante poner los cereales integrales en grano a remojo, y lo mismo las semillas y los frutos secos… todo ello la noche anterior)

En cuanto a l*s niñ*s y adolescentes, es mejor que sea en la misma comida: la legumbre acompañada de cereal integral y/o semillas. O, si no son veganos, niños y adolescentes pueden comer detrás un poco de pescado, carne o huevo de buena calidad.

A la mayoría de adultos esto no les hace falta, con un plato es suficiente.

Pero si estás muy débil, o haces mucho deporte, o estás sumamente delgado/a, es posible que necesites otro aporte proteico. Lo mejor es ver tu caso: https://www.cocinaenergetica.net/sesiones-particulares/

Y si eres vegan@ o vegetarian@, también conviene repasar si tienes suficiente proteína de calidad en tu alimentación, sobre todo si siempre estás hinchad@, tienes gases exagerados, y/o poca energía. Y ya no digamos en el caso de niñ@s  y adolescentes vegan@s o vegetarian@s, porque a esas edades el cuerpo necesita mucha proteína para crecer bien!

Esta opción de vida y de alimentación es perfectamente completa y válida si se hace bien y se come sano, pero siempre viene bien un “repasillo” para comprobarlo! Puedes pedir tu cita en el 616705558.

 

Recuerda que las legumbres se pueden comer todo el año, en verano también. Cuando hace calor no apetecen estofadas o en potaje, por eso en nuestros Cursos te enseñamos muchas maneras de preparlas: patés, croquetas (sin freír), hamburguesas, ensaladas “tibias”, ensaladas frescas, salteadas… ¡riquísimas y sanísimas!

 

¡Y a disfrutar!